lechuza
 


encontrados 84 documentos sobre 34073
1
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«El extraño viaje del ecistas Anaximandro»
El Catoblepas, nº 21 (noviembre 2003) pág. 20
Hace casi dos mil quinientos años en Mileto þ 123333/R46A
2
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La muerte de Heráclito»
El Catoblepas, (diciembre 2003) pág. 8
La historia verdadera jamás contada de la vida del medista Heráclito y de su aparatosa muerte. þ 123624/R46A
3
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La condena»
El Catoblepas, nº 23 (enero 2003) pág. 8
Fuerza de la ironía, o de cómo Sócrates consiguió que los Heliastas le condenasen a muerte. þ 124244/R46A
4
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Investigador privado»
El Catoblepas, nº 24 (febrero 2004) pág. 8
Del caso criminal desentrañado por el más grande razonador. þ 124411/R46A
5
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Las hazañas de Arquímedes, el hombre más peligroso del mundo»
El Catoblepas, (marzo 2004) pág. 8
Las hazañas de Arquímedes, el hombre más peligroso del mundo. þ 124602/R46A
6
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Los escándalos de París»
El Catoblepas, nº 26 (abril 2004) pág. 8
Los escándalos de París con los amores bien correspondidos de Abelardo y Eloísa y las intervenciones quirúrgicas propias de la época. þ 124855/R46A
7
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La interrogación»
El Catoblepas, nº 26 (abril 2004) pág. 15
Donde se comprueba con varias y poderosas razones la tesis de Alfonso Tresguerres («De la inteligencia y la necedad», 'El Catoblepas', nº 11) según la cual la inteligencia no es un aptitud o facultad innata o adquirida, sino una actitud: la interrogación. þ 124862/R46A
8
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La década prodigiosa»
El Catoblepas, nº 27 (mayo 2004) pág. 8
Donde se demuestra que en diez años bien aprovechados de filosofía caben los mil de toda la Edad Media. þ 124882/R46A
9
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Los modernos»
El Catoblepas, nº 28 (junio 2004) pág. 8
En que se exponen todas las calamidades del siglo XIV y se saca en conclusión que no hay mal que por bien no venga. þ 125172/R46A
10
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La gaceta del cielo»
El Catoblepas, nº 29 (julio 2004) pág. 8
Primer periódico publicado con las noticias proporcionadas por Galileo Galilei, tan sorprendentes como perseguidas. þ 125314/R46A
11
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Diálogos en Estocolmo»
El Catoblepas, nº 30 (agosto 2004) pág. 8
Habidos en el año 1648 entre el razonador caballero Descartes y la temperamental reina Cristina de Suecia. þ 125402/R46A
12
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«El encantador de princesas»
El Catoblepas, nº 31 (septiembre 2004) pág. 8
Donde se demuestra que el caballero Leibniz, a pesar de la desgraciada configuración de su cabeza, tuvo tratos y conversación con damas de todas las edades y de altísima condición. þ 125630/R46A
13
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«El paseo del filósofo»
El Catoblepas, nº 32 (octubre 2004) pág. 8
Donde se describe la consternación del burgomaestre y de todas las fuerzas vivas de Königsberg cuando comprobaron que el filósofo Kant había interrumpido misteriosamente sus paseos. þ 125795/R46A
14
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«El socialismo científico»
El Catoblepas, nº 33 (noviembre 2004) pág. 8
Donde con permiso del señor Marx se hace ver que el trabajo de los científicos y de los industriales y el arrinconamiento de las clases ociosas, son la verdadera trama de la sociedad actual. þ 126197/R46A
15
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«El socialismo utópico»
El Catoblepas, nº 34 (diciembre 2004) pág. 8
Donde Bakunin pone a caldo al infortunado Carlos Marx, y se hace presentación de la filosofía crítica y la utopía negativa. þ 126748/R46A
16
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La percepción»
El Catoblepas, nº 34 (diciembre 2004) pág. 20
Fenomenología de la percepción, donde se advierte que para ver hay que mirar y para oír escuchar y así con los demás sentidos, con la cuidadosa descripción del mundo tal como se aparece y con la forma con que el sujeto percibe. þ 126760/R46A
17
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«El eclipse»
El Catoblepas, nº 35 (enero 2005) pág. 8
Donde por fin se hace experimentación de la doctrina del doctor Einstein y se revisa toda la ciencia física con resultados tan espectaculares como sencillos. þ 127001/R46A
18
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La evocación»
El Catoblepas, nº 35 (enero 2005) pág. 10
Un análisis fenomenológico þ 127003/R46A
19
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«El hotel de los horrores»
El Catoblepas, nº 36 (febrero 2004) pág. 8
Donde se reúnen los más grandes científicos y se saca la conclusión más bien estúpida de que los fenómenos sólo existen después de ser observados. þ 127099/R46A
20
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«El consultorio del doctor Empédocles»
El Catoblepas, nº 37 (marzo 2005) pág. 8
Donde se describe el lujoso aparato con que se presentó el filósofo Empédocles en la colonia costera de Turios. þ 127597/R46A
21
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Las grandes panateneas»
El Catoblepas, nº 38 (abril 2005) pág. 8
De la reunión extraordinaria que tuvo el estrategos Pericles con sus maestros Damón y Anaxágoras, su ministro de obras públicas Fidias, y también los retóricos Protágoras y Aspasia para preparar las grandes celebraciones. þ 127892/R46A
22
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La noticia»
El Catoblepas, nº 39 (mayo 2005) pág. 8
Del descomunal anuncio que corrió por Atenas y de la reunión a puertas abiertas de la Academia de Platón para describir cómo su discípulo Dión conquistó Siracusa. þ 127945/R46A
23
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La imaginación»
El Catoblepas, nº 39 (mayo 2005) pág. 17
Una perspectiva fenomenológica. þ 127954/R46A
24
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«El vocero en el desierto»
El Catoblepas, nº 40 (junio 2005) pág. 8
La atareada vida y silencioso pensamiento de Ibn Hazm de Córdoba. þ 127970/R46A
25
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Los fundamentalistas ilustrados»
El Catoblepas, nº 41 (julio 2005) pág. 8
Con noticia cierta de los califas almohades y el cuadro de los filósofos que les hicieron de secretarios. þ 128044/R46A
26
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Abentofail, el visir anarquista»
El Catoblepas, nº 42 (agosto 2005) pág. 8
Donde se describe la contradictoria vida y pensamiento de Ibn Tufayl, consejero de Califas y anarcoindividualista. þ 128295/R46A
27
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Averroes, el qadi de doble lengua»
El Catoblepas, nº 43 (septiembre 2005) pág. 8
Donde el juez Averroes ensaya la doctrina de la doble verdad, que tanta confusión producirá en los reinos cristianos. þ 128321/R46A
28
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Espinosa, el librepensador obediente»
El Catoblepas, nº 44 (octubre 2005) pág. 8
Filósofo sefardí que merece el título de 'librepensador obediente', solitario como ermitaño y causa de gran escándalo en su comunidad de Amsterdam. þ 128349/R46A
29
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Uriel da Costa, el difunto hablador»
El Catoblepas, nº 45 (noviembre 2005) pág. 8
Donde se da cuenta de la desgraciadísima vida de Uriel da Costa y su soledad, y como después de muerto todavía habla con potentísima voz. þ 128374/R46A
30
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Rabbí Maimón ben Yosef, el predicador silencioso»
El Catoblepas, nº 46 (diciembre 2005) pág. 8
El testigo silencioso o de la vida de Maimón ben Yosef, padre del criptojudaísmo español, y cómo quedó olvidado a causa de las aventuras orientales de su hijo Maimónides. þ 128399/R46A
31
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Prisciliano»
El Catoblepas, nº 47 (enero 2006) pág. 8
El obispo ácrata. De la vida y muerte de Prisciliano y de los peligros que ha de soportar un obispo cuando se mete a reformista. þ 128424/R46A
32
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La utopía realizada»
El Catoblepas, nº 48 (febrero 2006) pág. 8
El descubridor ignorante y de cómo una utopía se llega a realizar, gracias a la acumulación de errores. þ 128449/R46A
33
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La noche luminosa»
El Catoblepas, nº 49 (marzo 2006) pág. 8
De cómo los místicos pasan de la Inquisición y de toda autoridad y complicación teológica y de su apasionado noviazgo espiritual. þ 128562/R46A
34
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La vivencia del presente»
El Catoblepas, nº 52 (junio 2006) pág. 8
Los tres tiempos de la vida y del presente en el 'Gaudeamus' original y en los personajes de 'La Celestina'. þ 128582/R46A
35
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Ramón Llull»
El Catoblepas, nº 50 (abril 2006) pág. 8
La computadora mística. þ 128601/R46A
36
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Calderón, el soñador despierto»
El Catoblepas, nº 51 (mayo 2006) pág. 8
De cómo en Calderón la hipótesis del sueño y del genio maligno sigue un camino en sentido contrario al de Descartes y los filósofos europeos. þ 128621/R46A
37
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La desaparición del pasado»
El Catoblepas, nº 53 (julio 2006) pág. 8
La desaparición del pasado en las 'Danzas' medievales, en las Coplas y en la poesía del barroco. þ 128642/R46A
38
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Sobre la plenitud de los tiempos»
El Catoblepas, nº 53 (julio 2006) pág. 14
El doble origen de la Iglesia: el Evangelio de Pablo y la Comunidad de Jerusalén. þ 128648/R46A
39
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«La esperanza del futuro»
El Catoblepas, nº 54 (agosto 2006) pág. 8
La esperanza del futuro en los ensayos existenciales de Don Miguel de Unamuno. þ 128662/R46A
40
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Descartes en Estocolmo»
El Catoblepas, nº 55 (septiembre 2006) pág. 8
Seis meditaciones de teología primera. þ 128682/R46A
41
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Las primeras escuelas. Mileto»
El Catoblepas, nº 56 (octubre 2006) pág. 8
De cómo Tales y Anaximandro hicieron posible la aventura marinera de los griegos. þ 128702/R46A
42
José Ramón San Miguel Hevia (1932)
«Las escuelas occidentales»
El Catoblepas, nº 57 (noviembre 2006) pág. 8
Los pensadores de la Magna Grecia y de Sicilia y su contribución al desarrollo de la astronomía y de la medicina. þ 128753/R46A
43
José Ramón San Miguel Hevia
«El medismo»
El Catoblepas, nº 58 (diciembre 2006) pág. 8
El conflicto entre helenos y persas, donde se demuestra que ni siquiera los filósofos griegos pueden declararse inocentes del crimen de colaboracionismo. þ 129050/R46A
44
José Ramón San Miguel Hevia
«Pericles»
El Catoblepas, nº 59 (enero 2007) pág. 8
La plenitud de Atenas y los filósofos y pensadores que están alrededor del estrategos, con gran provecho para la polis. þ 129446/R46A
45
José Ramón San Miguel Hevia
«El desengaño»
El Catoblepas, nº 60 (febrero 2007) pág. 8
La vida de Sócrates, su profesión de ignorancia y su crítica del poder establecido, con un añadido con la moral individual del sofista Demócrito. þ 129551/R46A
46
José Ramón San Miguel Hevia
«Platón y la Academia»
El Catoblepas, nº 61 (marzo 2007) pág. 8
Donde se demuestra que el filósofo ateniense, por sí o por sus discípulos, tuvo una influencia más que decisiva en toda la vida política de Grecia. þ 130057/R46A
47
José Ramón San Miguel Hevia
«El Museum»
El Catoblepas, nº 63 (mayo 2007) pág. 8
La Biblioteca de Alejandría y todos matemáticos, físicos, astrónomos e ingenieros del siglo tercero. þ 130192/R46A
48
José Ramón San Miguel Hevia
«El Evangelio y el Imperio. San Agustín»
El Catoblepas, nº 64 (junio 2007) pág. 8
• Las contradicciones de un ciudadano de Roma que sigue todas las convenciones del Imperio, y un pensador que construye una filosofía nueva, desmontando las categorías de Grecia. þ 130235/R46A
49
José Ramón San Miguel Hevia
«Palabras»
El Catoblepas, nº 65 (julio 2007) pág. 8
El siglo XI con la aparición del primer nominalismo, la polémica antinominalista de Anselmo, y la vida gloriosa y desgraciada de Pedro Abelardo. þ 130374/R46A
50
José Ramón San Miguel Hevia
«Doctor Mirabilis»
El Catoblepas, nº 66 (agosto 2007) pág. 8
París. Años 60 þ 130758/R46A
 
lechuza, la documentación filosófica en español
instrucciones de búsqueda | ¿qué es lechuza? | lechuzar
 
versión web 1.0